Haz click aquí para ver el video y escuchar la entrevista. (inglés). Os contamos un poco del principio

Danny corría. Mucho. Distancias muy largas. Ultramaratones. Le fascinaba el movimiento. Le gustaba observar. En sus ultras, algunos corredores le pasaban, como volando. Se fijó en ellos. Llevaban una ligera inclinación. Se quedó con eso. Y siguió corriendo, a su manera.

Años más tarde, empezó a ir a clases de Tai Chi. Y aprendió lo importante de la buena postura. Trabajó mucho en esa buena  postura. Se le ocurrió añadir a esa buena postura, la inclinación que había visto en aquellos corredores. Comenzaron nuevas sensaciones, totalmente nuevas.

Pero todavía faltaba un ingrediente básico para encender la mecha de lo que ahora conocemos como ChiRunning. Aquí viene.

Es entonces cuando Danny se mudó desde Bolder (Colorado) a San Francisco, y se cruzó en su vida el Maestro Xu, y durante 9 años, juntos, fueron experimentando cómo aplicar los principios del Tai Chi a correr y cómo explicarlo a otros. Así nació ChiRunning.

Surgió un sistema totalmente diferente: de mecánica, de física… todo era diferente. Él cuenta que antes de esto, corría como hacía todo el mundo, con el cuerpo muy recto, empujando y tirando…un montón de trabajo muscular,  y tal y como él dice, «overusing», sobrecargando sus músculos…

Pero corriendo con una buena postura – principio de «la aguja en el algodón» – y aprovechando la fuerza de la gravedad, cooperando con ella y con la fuerza de la carretera – «principio de cooperar con las fuerzas» – todo cambiaba. Especialmente, en ultramaratones, el tiempo de recuperación se reducía muchísimo y corría con más resistencia y más velocidad.

Mucha gente le pregunta: (minuto 9:30) ¿Qué se siente cuando corres CHI? Y él siempre contesta: «no es lo que siento, sino lo que no siento» por que lo que más le llamó la atención cuando estaba desarrollando ChiRunning, es que dejó de sentir tensión, rigidez, ansiedad, altas pulsaciones, falta de aire, impacto… todo lo que se asocia a correr, que no nos gusta.

Y así surgió…..

Y él sigue diciendo que sigue aprendiendo. Que esto es una práctica, de escucha, de conectar con tu cuerpo, de ser más consciente de tu cuerpo, de lo que te rodea

Aquí os hemos transmitido unas pinceladas de cómo surgió esta maravillosa técnica, que nos permite estar disfrutando mucho más de correr.

En los talleres os lo contamos todo.

De él lo hemos aprendido.

Y a nosotros también nos ha cambiado completamente la forma en que corremos y caminamos.

Y así, desde la fuente directa y nuestra propia experiencia, lo transmitimos.

Busca una fecha y no tardes en hacer un taller.

¡¡¡Te va a gustar mucho!!!