He aquí un recuerdo del pasado. A finales de los años 70 Jim Fixx escribió su mayor éxito de ventas “El libro completo del Running”. En esa época llegó el primer maratón de Nueva York en los 5 barrios de la ciudad, así como el maratón de Chicago. Y así fue como nació el boom oficial del running en los años 70. Como se puede ver en la foto que acompaña el texto, se convirtió en algo tan popular que incluso muchos famosos se subieron al barco de la carrera a pie.

Volviendo a aquellos días, si salías a correr 5 kilómetros, la gente pensaba que eras raro. ¿Por qué querría alguien sólo salir a la calle a correr un rato?

Yo era raro para los conductores que me pasaban. Incluso hasta me han llegado a lanzar vasos de papel arrugados según pasaban. Recuerdo cómo una vez corriendo a última hora de la tarde una persona sacando medio cuerpo por la ventanilla del coche me gritaba: “busca un trabajo”.

Pero en cuanto llegó el boom del running y se unió la industria del calzado deportivo, esta moda se extendió como el fuego. Y en menos de un par de años, correr ya no era considerado algo raro.

Todo muy rápido hasta 1999, el primer año en el que comenzamos a divulgar el ChiRunning. Ahora correr es una actividad muy popular y millones de corredores se han unido a esta afición en todo el mundo. Pero aunque hace más de 20 años que tuvo lugar este boom del running, no está en la mente de casi nadie aprender a correr, y eso a pesar de que es conocido que el 65% de los corredores se lesionan.

Ya no sé cuántas veces he escuchado: “¿por qué vamos a pagar por aprender a correr? Lo he estado haciendo desde que era un niño”.

Así es, pero apuesto a que no tienes el mismo cuerpo que cuando tenías 10 años. Como todos sabemos, la vida pasa, y la mayoría de nosotros no nos movemos como lo hacíamos en el pasado.

Ahora, 20 años después de que apareciera el ChiRunning, aprender a correr es algo aceptado de forma mayoritaria, igual que asistir a clases de golf o de tenis, y nadie es considerado raro por querer aprender a correr. También vemos que el ChiRunning es cada vez más atractivo para aquellos que quieren ir un poco más allá del mero entrenamiento físico y añadir un aspecto mental a su práctica diaria.

Tal como yo lo veo, ese es el lugar al que se dirige (o debería dirigirse) el running. Si no utilizas la actividad de caminar o correr para mejorar la conexión mente-cuerpo, puedes estar perdiéndote una de las mejores experiencias del ser humano…sentir tu cuerpo y sentir el momento presente. Correr una carrera de 5 kilómetros o correr un maratón son grandes logros. Pero sentir nuestra propia presencia es en realidad de lo que se trata a largo plazo.

Danny Dreyer, 3 de abril de 2018