Texto en inglés, escrito por Katherine Dreyer, Co-fundadora de ChiRunning, ChiWalking y ChiLiving,  en el blog de  www.chirunning.com, haz click aquí para acceder al artículo.

En 2014, en Estados Unidos, a raíz de la presión de los medios, salío un nuevo requerimiento en muchas leyes estatales, en relación a que los accidentes de coche no se deberían llamar accidentes, sino para ser más exactos, se debían llamar choque o colisión.  La idea era concienciar a las personas de que el error humano es la principal causa de los accidentes de coche.

De acuerdo al New York Times, “Casi todos los choques vienen del comportamiento del conductor, como haber bebido, estar distraído conduciendo u otras actividades arriesgadas. Alrededor del 6% están causadas por errores mecánicos, el tiempo meteorológico y otros factores”.

No tenemos estadísticas exactas para las lesiones al correr, pero sabemos que correr es un deporte donde hay un alto índice de lesiones y muchas de ellas podrían evitarse con una buena técnica de carrera y con un entrenamiento apropiado.

En líneas generales, podemos dividir las lesiones por correr en dos categorias: lesiones por impacto y lesiones por sobrecarga.

Por ahora, vamos a explorar la naturaleza de las lesiones al correr:

  • Lesión por accidente

  • Lesión por falta de conocimiento o experiencia

  • Lesión por error humano

Lesión debida a un accidente

En la vida ocurren accidentes inevitables. Igual que a veces te ves involucrado en un accidente de tráfico que no es tu culpa, hay veces que te lesionas y que no hay nada que puedas hacer para evitarlo, como que te arrolle una bicicleta, un coche u otro corredor, que ha dado un tropiezo y te ha llevado por delante.

Resbalarse en un suelo en el que hay hielo o barro, también forman parte de la categoría de lesiones por accidente. Tropezar, torcerte el tobillo en un bordillo, engancharte los cordones de las zapatillas en una raíz de un árbol en un camino, la mayoría pertenecen a la categoría de accidente. Pero, en realidad, hay técnicas y nivel de acondicionamiento que podrían mitigar las posibilidades de que esto ocurra. Por eso, sí, son accidentes, pero en muchos casos podrían ser considerados errores humanos.

Yo solía pensar que torcerme un tobillo o tropezarme eran accidentes, pero he comprobado que aplicar la técnica de ChiRunning me mantiene alejado de los dos. Fortalecer tu centro, tal y como haces con ChiRunning, y crear un equilibrio adecuado te hace menos propenso a torcerte el tobillo porque eres más ágil y más ligero sobre tus pies. El Foco de ChiRunning de elevar el tobillo por detrás te hace menos propenso a tropezar con raíces, piedras o con terreno desigual. Todos los focos de la técnica te ayudan a ser más consciente de tu cuerpo, de las condiciones del terreno y de las necesidades del momento.

Si, los accidentes ocurren, pero igual que los choques entre coches, hay mucho que tú puedes hacer para ser un conductor seguro y un corredor seguro.

Consejo rápido para cuando corras por el campo: mete los lazos que haces con los cordones de tus zapatillas dentro de la red que forman los cordones en el empeine de la zapatilla y ya no se te engancharán más en ninguna rama.

Lesión debida a falta de conocimiento o experiencia

Enseñar a mi hija a conducir no fue una experiencia fácil. De hecho, fue horrible. Ahora (toco madera) es realmente buena conduciendo, y es una conductora segura, al menos cuando yo voy con ella en el coche. Sé que es consciente de los peligros y las consecuencias de los hábitos de conducción imprudente.

Le he enseñado a no pegarse demasiado al vehiculo de delante; a estar siempre atenta a los niños, animales o a otros coches que van por la carretera; mantener una velocidad segura; y poner una lista de música antes de moverse con el coche, para que pueda concentrarse en la carretera. Comencé por llamar su atención sobre conductores imprudentes alrededor de un año antes de que ella sacara su carnet de conducir y también, cuando íbamos con el coche por nuestra pequeña y concurrida ciudad, le mostraba los lugares difíciles o peligrosos, donde había que poner especial atención. Desde luego, también ha participado en los Cursos de Formación para conducir, obligatorios en Carolina del Norte, asi como en otros estados.

Cuando se trata de correr, la mayoría de las personas no reciben el tipo de educación y apoyo que necesitan. ¡Esto nos llevó a crear la Escuela ChiRunning (ChiRunning School en www.chirunning.com para mostrar a los corredores cómo correr de manera segura y correcta!

Al igual que la formación de los conductores, creemos que también es importante una educación adecuada para correr, tanto para corredores nuevos como experimentados.  Tenemos la idea de que «simplemente hacerlo» o «dar lo mejor de tí» es la mejor manera de correr. Para unos pocos, funciona, pero generalmente, a medida que pasa el tiempo,  esos «atletas naturales», necesitan algo más que su inclinación natural para mantenerse activos y sin lesiones. Aprender algunas habilidades básicas genera confianza y reduce drásticamente nuestro potencial de lesiones, especialmente para los principiantes

Las lesiones por falta de formación son, creo, la mayor de estas 3 categorías.

Aquí te dejo algunos conceptos erróneos convencionales sobre correr:

  • No puedes aprender a correr – simplemente corre como cuando eras niño
  • Se supone que es un ejercicio extenuante para que sea considerado valioso
  • Tus piernas necesitan fortalecerse para que puedas ser más rápido
  • La velocidad importa
  • Si caminas-corres debería ser en intervalos específicos
  • Deberías poder correr 5K en 8 semanas, 10K en 12 semanas, media maratón en 16 semanas y una maratón en 20 semanas. Algunos planes son más agresivos que eso, incluso para personas que no han corrido nunca.
  • Si tienes dolor en la rodilla o de otro tipo, no puedes correr
  • O, lo peor de todo: correr es doloroso, así que simplemente acéptalo

Cada una de estas creencias puede conducir a una serie de lesiones innecesarias, ya sea por impacto o por el uso excesivo de músculos que no deberían usarse en primer lugar. Estas creencias también pueden evitar que disfrutes de este maravilloso deporte, pensando que tus días de carrera han terminado a la primera señal de dolor.

La verdad es que, con algunos simples ajustes, podrías seguir corriendo el resto de tu vida. Tu cuerpo está hecho para correr, sin importar tu edad o tipo de cuerpo.

Lesiones debidas a errores humanos

Esta última categoría es lo que sucede cuando las personas tienen conocimientos, saben cómo hacer, pero no escuchan su cuerpo, su intuición o la base del conocimiento que han cultivado. Estas lesiones son los choques y las colisiones por error humano y abarcan toda la gama de lesiones corriendo: desde dolor de rodilla hasta periostitis tibial o fascitis plantar y síndrome de cintilla iliotibial.

Cuando oigo a las personas decir que se han inscrito a un medio maratón a un maratón completo, pero que no han estado entrenando, tengo la sensación de un «choque» inminente.

Los siguientes son errores que veo que las personas cometen, y que les causan lesiones (incluso cuando saben que lo pueden hacer de otra forma):

  • Correr demasiado lejos o demasiado rápido para su nivel de técnica y acondicionamiento
  • No escuchar los primeros signos de dolor.
  • Tratar de seguir a los corredores de ritmo más rápido
  • Comenzar una carrera demasiado rápido sin calentar
  • Estirar los músculos fríos.
  • Usar en exceso la parte baja de las piernas, en lugar de utilizar una técnica de carrera basada en aprovechar la fuerza de la gravedad.
  • Mala elección de la dieta, incluida la deshidratación, bajo nivel de electrolitos, falta de combustible limpio
  • Zapatos mal ajustados, desgastados o demasiado «construidos»
  • No adaptar tu técnica al terreno

Como dijo recientemente uno de nuestros Instructores Master, «Es crucial liberarse del concepto que tenga tu mente de lo que deberías poder hacer cuando corres y dejar que las necesidades de tu cuerpo regulen tus entrenamientos».

En conclusión: correr es un deporte considerado lesivo, pero es mucho menos probable que te lesiones cuando obtienes la formación  y el apoyo que mereces mientras mantienes un enfoque consciente de tu práctica.

Texto en inglés, escrito por Katherine Dreyer en el blog de  www.chirunning.com