La esperanza media de vida en Estados Unidos es de 76 años para los hombres y 81 para las mujeres. Mientras el número de personas que viven más de 90 años se va a cuadruplicar en los próximos 40 años, cada vez menos estadounidenses van a romper esa marca, porque la esperanza de vida tiende a decrecer por los peajes de la obesidad y la inactividad física.

Un nuevo estudio publicado en el Journal of Epidemiology & Community Health ha identificado cuánto ejercicio te ayudará a alcanzar los 90 años. Y es diferente para hombres y para mujeres.

Para descubrir el impacto del ejercicio en la longevidad, los investigadores holandeses investigaron datos de 7.807 hombres y mujeres nacidos en 1916 y 1917. Los participantes rellenaron un cuestionario sobre estilo de vida cuando tenían entre 68 y 70 años. Los investigadores les siguieron hasta que murieron o alcanzaron los 90 años, terminando con 5.479 nonagenarios para estudiar.

Entre los hombres, con menos esperanza de vida que las mujeres, más movimiento significó más tiempo en este planeta. Los hombres que hacían más de 90 minutos de actividad física diaria tenían un 39% más de probabilidad de alcanzar los 90 años que los que hacían menos de 30 minutos diarios. Cada 30 minutos diarios adicionales se asociaron a un incremento del 5% en la posibilidad de alcanzar esos 90 años.

El ejercicio diario también ayudaba a las mujeres a vivir más tiempo, pero su cantidad diaria perfecta de movimiento es de una hora diaria. Las mujeres que se movían entre 30 y 60 minutos diarios aumentaban un 21% la posibilidad de alcanzar los 90 años.

Aumentar el movimiento más de 60 minutos diarios no tenía un impacto significativo en la longevidad femenina.

Recuerda, tu ejercicio no tiene que ser hecho todo de una vez. No hay una mínima cantidad de ejercicio que haya que hacer de una vez para alcanzar el total.

Aunque nos gusta un buen entrenamiento de carrera a pie, no siempre es posible alargarlo lo que queramos. Hacer algunos ejercicios de levantamiento de peso por la mañana, subir escaleras al mediodía y hacer otros pequeños entrenamientos a lo largo del día cuentan para el total diario y mejora la posibilidad de conseguir una vida más larga y saludable.